10 de Enero de 2017

La Legislatura porteña distingue al médico cardiólogo Marcelo Elizari

El investigador, profesor y médico especializado en el diagnóstico y tratamiento del corazón fue declarado “Personalidad Destacada”.

El médico cardiólogo Marcelo Víctor Elizari, recibió de manos del diputado Christian Bauab (PRO), el diploma que lo acreditó como “Personalidad Destacada en Ciencias Médicas”, en el “Salón Alfonsín” de la Legislatura porteña.

“La trayectoria del doctor es enorme, todos los logros que tiene están reflejados en su currículum. El rol y la dedicación que tiene en la formación de médicos y cardiólogos, que nos cuidan día a día es muy importante”, introdujo el diputado Bauab en la mesa del salón.

Justo Carabajales, Jefe de la Unidad Coronaria del Hospital José María Ramos Mejía repasó la trayectoria de Elizari, al cual lo describió por “el amor a la medicina y los más necesitados”, cuando siempre buscó “que el pobre y el rico tengan la misma atención”. Elizari nació en la Ciudad en 1937 y se recibió de médico por la Universidad de Buenos Aires en 1960.

En 1961 comenzó su formación en cardiología en el Pabellón Luis Inchauspe del Hospital Ramos Mejía, bajo la dirección del doctor Mauricio Rosenbaum y las órdenes Blas Moia. La Escuela del Pabellón fue a lo largo de toda su carrea su fuente de mayor estudio e inspiración, lo que le valió su repercusión en el análisis y tratamiento cardiológico a nivel nacional e internacional. Los trabajos del pabellón Inchauspe fueron citados en 2904 publicaciones de la literatura científica internacional (Citation Index) en el período 1964-1983

A lo largo de su carrera, Elizari publicó más de 172 trabajos en revistas científicas con referato, es miembro de 8 comités editoriales, se desempeña como profesor de Cardiología de la Universidad del Salvador (USAL) y es director de la carrera de Especialistas en Cardiología (UBA), además de ser Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC). Pero Carabajales, destacó los valores que lo mueven a Elizari: “más que un científico, es un humanista” preocupado siempre por sus pacientes y la salud de la población.

Luego de recibir el galardón Elizari habló al público presente: “en primer lugar un agradecimiento a todos los que se acercaron al recinto para homenajearme; amigos, colegas, pacientes, familiares, profesionales” Y recordó que “la historia de la cardiología del Hospital Ramos Mejía tiene que ver con la historia de la cardiología en Argentina”, ya que en la década de 1930 los doctores Bullrich y Bravo Menéndez fueron los impulsores y crearon la “Dirección de Asistencia en Cardiología” y en 1946 se inauguró el pabellón Luís Inchauspe (por donación de los familiares de éste), dedicado a la atención a esta patología. Pocos años después se creó la SAC, que también editó la séptima revista en el mundo dedicada a esta área de la ciencia médica.

Con Rosenbaum destacó su forma de trabajo en el Hospital basada en “una forma de pensar en nuestro servicio, basada en una rebeldía intelectual, criticando a fondo, investigando y preguntándose cuál es la causa de todo”. Con su colega introdujo mundialmente la amiodarona como antiarrítmico.

Para finalizar, Elizari, que recibió más de 30 premios por su trayectoria e investigaciones destacó: “tengo 57 años dedicados con mucha pasión y honestidad a la profesión”. Y describió a un buen médico como “aquel que atiende bien a un paciente dedicándole una hora o más a examinarlo completamente, luego vuelve a su casa y lee sobre patologías, y se acuesta pensando en todo ello”. Y se despidió de los asistentes afirmando que “cada rostro presente hoy, es un recuerdo”.

Hay que enfatizar también que Elizari a nivel internacional fue Profesor Visitante de Indiana University (EE.UU.), Universidad de Poitiers (Francia) y US Public Health Hospital (Nueva York). Fellow del American College of Cardiology. Y realizó investigaciones anatómicas y clínicas y creó modelos experimentales para el estudio del sistema de conducción cardíaco con impacto internacional.

 
volver