26 de Abril de 2017

La Legislatura porteña distinguió al cirujano Elías Hurtado Hoyo como “Personalidad Destacada”

El médico a lo largo de su carrera no sólo ha operado pacientes desarrollando técnicas para el abordaje del tórax menos agresivas; sino que también ha formado cirujanos, ha sido docente y ha tenido participación en importantes asociaciones científicas del país y el mundo.

El cirujano Elías Hurtado Hoyo fue declarado “Personalidad Destacada de la Ciudad en el Ámbito de la Medicina” durante un acto que encabezó el diputado Eduardo Santamarina (PRO) en el Salón San Martín.

“Es un verdadero honor darle la bienvenida a este destacado profesional. Estamos premiando la labor de un vecino que es públicamente reconocido”, introdujo Santamarina, quien destacó no solo los atributos como cirujano, sino también “su compañerismo, su compromiso con la vida y pasión por rescatar a pacientes del sufrimiento” donde no trata enfermedades sino “a personas enfermas”.

El encargado de resumir su amplia trayectoria fue Elías Hurtado Hoyo (hijo), que recordó que “su primer paso de una extraordinaria carrera lo dio a los 20 años, cuando realizó su primera operación”. En 1959 se recibió de Médico de la Facultad de Medicina de Buenos Aires (UBA) y al año siguiente obtuvo su doctorado con la tesis sobre cáncer de pulmón. Con “mucha experiencia práctica en cirugía pulmonar”, en 1971 fue designado Jefe de Cirugía Torácica en el Hospital Durand, en 1980 fue Jefe del Hospital Argerich y se desempeñó como jefe de los Departamentos de Cirugía del Hospital Tornú entre 1981-1989 y del Hospital Durand, de 1990 al 2005. A lo largo de la práctica científica ha formado a becarios nacionales y extranjeros; así como a sesenta discípulos, que hoy se cuentan entre profesores titulares, jefes de servicio y otros descollantes.

También es miembro de 5 sociedades científicas: la Academia Argentina de Cirugía (1981); la Academia de Ciencias Médicas de Córdoba (2003); Academia Nacional de Medicina de Paraguay (2004); Academia de Ética en Medicina (2006) y la Académie Nationale de Medecine de Francia, institución de la que sólo han sido incorporados cuatro argentinos. Además, entre 1994 y 1998, fue Presidente de la Asociación Médica Argentina (AMA)

En el ámbito académico fue profesor titular de Cirugía en la Facultad de Medicina de la UBA, donde hoy es emérito; recibió el título de Dr. Honoris Causa por parte de dos universidades privadas, entre otros reconocimientos y prácticas pedagógicas. Dictó más de 300 conferencias, publicó más de 150 trabajos científicos, 24 capítulos y 14 libros de su propia autoría. Fue jurado en más de 150 concursos docentes y dirigió varias tesis de Doctorado.

Diana Neumann de Sucari, una de sus amigos que conoció en el Rotary Club de Buenos Aires, repasó la vida del cirujano Elías Hurtado Hoyo, remontándose a anécdotas de su niñez, como el impiadoso paso de langostas por su voracidad ante todo vegetal. Y subrayó que luego “se inclinó a la medicina con toda su alma, dedicándose a su profesión como un sueño que nunca abandonó”.

Finalmente, Hurtado Hoyo se dirigió al público que desbordó el Salón San Martín. “Me está homenajeando el pueblo, que es el que representa la Legislatura”. Sobre la formación de cirujanos dijo que “me ha costado poco, ya que he estado en centros de cirugía de alto nivel. Para ingresar, tenían que dar tantos exámenes, que ya eran muy meritorios”. Lo que destacó es que siempre los exhortó “a que fueran médicos y piensen que detrás del paciente de esa cama había una persona con un nombre y una familia. La cirugía es una técnica y la medicina, una ciencia humana”. Luego de sus palabras, la locutora de la Legislatura leyó la ley que lo consagró “Personalidad Destacada” y el diputado Santamarina le entregó el diploma pertinente.

Hurtado Hoyo a lo largo de su carrera recibió numerosos premios, como el José Penna de la UBA en 1960; Sociedad Argentina de Cancerología (1984-85); Asociación Argentina de Cirugía 1984; Nacional de Ciencias Médicas del Ministerio de Educación y Justicia (cuatrienio 1984-88); Raimondi (1988-89); Ovidio Bolo (1989); Leston (1990); European School of Oncology (1995); de la Hispanidad (1995 y 2003); Maestro de los Andes, Chile (1995); Sobrafir, Brasil (1996); Premio Andrés Santos (2002) (Asociación Argentina de Cirugía) y otros. En 1999 se lo designó “Maestro de la Medicina Argentina” y en 2013 “Maestro de la Cirugía Torácica Argentina”, y en 2014 “Consultor Extraordinario del Ejército Argentino y del Hospital Militar Central Cosme Argerich”, “Líder para el Desarrollo por el Senado de la Nación”; “Prócer de la Medicina Institucional” y otras distinciones. También ha sido distinguido con la Orden de San Pablo por la Iglesia Ortodoxa Griega (2001) y recibió el premio Paul Harris por el Rotary Club Internacional.

También fue el creador del Comité de Peritos Médicos para los Fueros Federales y para la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en 2001 y 2006 respectivamente. Y disertó en el Ateneo Literario de Madrid (España) con motivo de la edición de su libro “El Hombre Eterno. Teoría del Ser” (1975). Coordinó el Libro “Código de Ética para el Equipo de Salud” de la AMA (editado en el 2001 que ya fue traducido al griego, inglés, portugués, francés, ruso, árabe, hebreo, italiano, japonés, holandés y alemán).

Durante el acto estuvieron presentes los diputados Emilio Raposo Varela, Paula Villalba y Victoria Roldán Méndez (PRO), entre familiares, amigos y colegas del destacado.

 
volver